miércoles, 10 de septiembre de 2008

Abismos generacionales [Vete de mí]

Si no tienen tiempo para ir al cine o les produce un ataque de vagancia, acérquense a su videoclub mas cercano y alquilen “Vete de mi” de Víctor García León.
Siempre he pensado que Juan Diego Botto es un actor nefasto (por no decir cosas peores); aun resuena en mi cabeza los ecos de sus desastrosa interpretación en “La Celestina” (como me reí oyéndole declamar, o mas bien recitar sin ganas,  el monologo de Calixto). Pues he aquí que no tengo más remedio que arrepentirme, en esta ocasión demuestra que puede realizar una gran interpretación, no solo se supera con creces sino que le aporta unos matices al personaje que realzan su credibilidad. Alguno de ustedes dirá que en “Martin (H)ache” hacia un gran papel, craso error, el éxito de esa gran película no se debe al trabajo de Botto sino a un gran director, un excelente guion y un magnifico elenco de actores, con una situación así es difícil joderla. Por lo tanto puedo asegurar que este es el único trabajo destacable en la filmografía del joven actor y un punto de inflexión en su carrera.
 
Sin embargo Juan Diego es uno de los mas grandes interpretes que ha dado este país, no hace falta que os nombre ninguno de sus trabajos. Y en esta ocasión no iba a ser menos, su interpretación nos ofrece una clase magistral, sabe dotar de matices hasta el mas mínimo gesto.

“Vete de mi” es una comedia con toques amargos, un despiadado análisis de la familia moderna desestructurada y  una oda al  egoísmo que nos invade.
Santiago (Juan Diego) es un actor de reparto venido a menos que un día no tiene más remedio que acoger a su hijo treinta añero producto de un matrimonio anterior. El hijo (Juan Diego Botto) es un completo vividor, un mentiroso compulsivo, un producto de su época. El choque entre estas dos formas de vivir produce consecuencias funestas para ambos, culminando en un intercambio de papeles genial, culmen de la película. Dos egoístas que chocan en un baile de mascaras tan divertido como doloroso.
Cameos de altura: Esperanza Roy, Jose Sazatornil, Ana María Vidal e incluso una esplendida Rosa Maria Sardà, cuya aparición consta solo de una escena  (haciendose un porro)pero que vale por mil.
Sin grandes excesos y con un buen guion (obra de Jonas Trueba, hijo de quien ya saben y  toda una promesa) Víctor García León no solo consigue crear una atmosfera densa y creible, si no que dota a toda la película de  una naturalidad que atrapa y mantiene un buen ritmo sin decaer en ningún instante.
El único punto negativo del film quizás sea ese final abierto que te deja con ganas de mas, pero el duelo interpretativo de estos actores logra tales cotas de genialidad que el resto es superfluo. Ya que no hay trailer disponible (ni siquiera en you tube, grave error!!) aqui les dejo un poco de musica con buen gusto y si todavia quieren mas pasense por la pagina oficial de la pelicula y alli podran ver un trailer del film.

4 comentarios:

kyle xy dijo...

Me gusta este blog, porque todas las películas de las que aquí se hablan suelen ser bastante buenas.
Por cierto, he renovado mi sección de links. Pásate por mi blog y me dices si todo okey.
SALU2

Sun-T dijo...

Muchisimas gracias por el añadido y mas todavia por decirme eso de "todas las películas de las que aquí se hablan suelen ser bastante buenas" aunque alguna malilla se me cuela jajajajaja

Víctor M. dijo...

Caray, cómo has puesto a Juan Diego Botto en unas pocas líneas, jejeje. Bueno, alguna carencia como actor tiene, aunque a mí personalmente me cae bastante bien. Efectivamente, 'Vete de mí' es genial y coindido en casi todo lo dicho. La interpretación del otro Juan Diego, el nuestro, es espectacular, y a pesar del enorme parecido en el personaje de Botto con el de Hache de Martín (Hache), a mí me vuelve a convencer. Es una de las películas españolas "modernas" que más me gustan.
Para ti es un punto negativo el final de la obra, no te falta razón, hasta el propio Víctor García León y Jonás Trueba han reconocido que no tenían muy claro cómo debían acabar, pero creo que más duro fue para los "juanesdiegos", ya que al parecer, según han contado, los spaguetis que se acaban comiendo estaban asquerosos, vamos, que era casi como estar comiendo plástico.
Un saludo.

Manu dijo...

Que crack eres. Te has cargao al Juan Diego en unas lineas, para mí nunca llegará al nivel Jordi Molla. Estoy de vacances por lo que mis comentarios serán aislados en estas semanas. Un abrzo.