jueves, 27 de noviembre de 2008

Quantum of queee???

Como decía el maestro Hitchcock: una película vale lo mismo que su villano, y ese es precisamente uno de los grandes defectos de este film. El villano no vale nada, no tiene ese pérfido aura que poseían antaño los “malos” ; en un principio el villano es el capitalismo más salvaje que ha llegado hasta los límites inaceptables y en un segundo plano es un mediocre  Mathieu Amalric,  que mas que miedo produce vergüenza ajena (sin duda el peor villano de toda la saga)
Quantum of solace empieza donde el Casino Royale acaba, así que les recomiendo que antes hagan una revisión de Casino Royale y verán que esta secuela se queda un “pelín” corta (y no solo en cuanto a duración). No obstante Craig sigue siendo un Bond a la altura de sus predecesores, aportándole un toque de modernidad, frescura  y espontaneidad que la serie parecía haber perdido.
Julie Dench, esa gran dama de la interpretación, funciona perfectamente como antagonista moral de Bond y se produce una especial química entre los dos que sin duda es uno de los mas grandes alicientes de esta descafeinada producción( y la mejor M de toda la saga); aunque Dench ha manifestado querer abandonar el personaje espero que no lleve a cabo su amenaza puesto que es uno de los mejores aportes a esta nueva etapa.
Olga Kurylenko: ¿Qué decir de ella? Pues eso, Olga no deja de ser otra muñequita Bond más, sin gracia ni estilo y cuya único rasgo destacable es lo mucho que es capaz de abrir los ojos en las escenas más peliagudas. Eso si lo de Guillen Cuervo no deja de ser meramente anecdótico (¿por que a los actores españoles siempre les dan papeles de personajes sudamericanos  malvados y/o corruptos?) Como tan anecdótico es ese -casi oculto- homenaje a Goldfinger (solo los mas acérrimos de la serie Bond sabrán cual es)
Sin duda Marc Forster masacra y tortura al espectador con un montaje desastroso y en ocasiones caótico,  lastrado por demasiadas concomitancias con la infumable saga Bourne;  aunque es de justicia reconocer que en la película hay uno de los accidentes de coche más impactantes que he visto jamás, pero se pierde en  las demás escenas de acción siendo más destacables el resto de escenas, quizás por que están apoyadas en el guion de mi adorado Paul Haggis (aunque aquí no se vea mucho su estilo) y la historia flojee en ocasiones (sinceramente creo que podía haber dado mas de si, pero ya se sabe un encargo es un encargo)Pese a todo resulta ser un producto mucho mejor que el resto de producciones de ese estilo que se hacen hoy en dia, lo cual a estas alturas es como no decir nada.
En fin tendré que esperar a la próxima entrega de Bond para poder disfrutar. Y ojala vuelva a oír (en esta no lo dice)aquello de My name is Bond, James Bond. Por cierto alguien puede explicarme a que viene ese titulo tan horroroso creo que me dormi mientras lo explicaban.

5 comentarios:

kyle xy dijo...

Nose, pero últimamente el cine esta perdiendo bastante, y es que las sagas van siendo interminables.
SALU2

Fon dijo...

Pues tienes toda la razon, no ha sido para tanto......
A esperar la proxima....si la hay

Saludos

Fon

joaninha dijo...

yo es que este tipo de pelis, salvo que necesite subnormalizarme con el típico film con macizo de turno, paso, y por cierto, el que ha elegido al macizo de turno era un tío... por que a mi me parece un horror.
Me ha encantado volver a verte!!!!
Eso está hecho!, delirio, ron y a mi prima!

Manu dijo...

El Homenaje a Goldfinger acaba tumbada en la cama del Hotel cubierta de petroleo, para información de los no adeptos a la saga. Coincido en todo contigo viejo amigo, el villano es de risa, aunque por lo menos este Bond es un hijodeputa de mucho cuidado y convence para tener licencia para matar. Saludos cordiales.

Perezoso. dijo...

Este es mi Sun-T.

El de las críticas brillantes aderezadas con puyitas.Como me gustas cuando haces lo que sabes hacer.

Bravo..¿Renegociamos el contrato con el Bufón?.Abrazo grande para el nano canario.