sábado, 24 de enero de 2009

Tito Clint no defrauda [El intercambio- Gran Torino]

Tengo un vecino que cuando esta enfadado tiene la misma mirada asesina que Clint Eastwood, dicho vecino  suele deleitarme con ella  los domingos tras una fiestecilla en mi casa la noche anterior (lo cual últimamente no es muy habitual, me estaré volviendo formal) Últimamente esa mirada de ceño entrefruncido y mueca desafiante suele ser particularmente divertida cuando nos cruzamos en el ascensor
Tito Clint (permítanme la familiaridad) suele ser mas agradable conmigo, sus películas siempre me dejan el sabor a buen cine, a clasicismo y elegancia. Justo lo que me ha pasado con sus dos últimas películas (una, ya estrenada, y otra a puntito de hacerlo)
En “El Intercambio” ya solo el empezar, con esos compases de piano, ese estremecedor clarinete; esos movimientos de cámara suaves, casi deslizándose por la pantalla. Es fácil dejarme seducir por ti, cabronazo.
Tito Clint sabe que música poner, tito Clint sabe como situarnos, Tito Clint es dios.
Sin embargo a Angelina  Jolie no la soporto y, en esta película,  agrada sin que su actuación sea nada del otro mundo; pese a tener momentos gloriosos (el maquillaje ayuda) esta claro que otra actriz (de mayor enjundia y arte) hubiera recreado una magnifica Sra. Christine Collins.
Malkovich es un monstruo (de la interpretación!!) pero últimamente cada vez esta más frio en sus papeles y de repente se saca, de dios sabe donde, ese ramalazo de poderío que deslumbra  y te deja boquiabierto. Una sola de sus escenas vale por toda la actuación de Jolie
No escatima Eastwood a la hora de mostrar el dolor y la impotencia, eso si, dosificándolo en adecuadas sesiones para mantener el interés de la audiencia y siempre de una manera sobria y elegante que no cae en el morbo fácil.
Director de actores  en la estela del genio Douglas Sirk, Clint sabe sacar lo mejor de los secundarios creando unas atmosferas de solidez que pocos directores consiguen. Un buen ejemplo es como sorprende un Jeffrey Donovan alejado del rol de tipo simpático y dicharachero con el que triunfo en la serie Burn Notice o un Michael Kelly, cuya sobria actuación merece mis mas sinceros aplausos.
Estremecedora,  angustiosa, sublime,……
Obra maestra, y no hay mas que decir (fíjense en ese  irónico guiño a los Oscar, como si a Eastwood a estas alturas le importaran)
Resulta curioso comprobar como, los que sabemos algo de cine, al ver la película pensamos “yo acabaría ahora con un plano largo, un travelling, la música sonando de fondo y un fundido a negro para rematar”. Y efectivamente, parece como si tito Clint nos hubiese leído el pensamiento y plasma esos mismos movimientos de cámara en pantalla. Yo lo interpreto como la genialidad de quien rueda con las directrices de los grandes maestros: Ford, Huston, etc.
 Si con The changelling, Eastwood se vuelca en una película de factura clásica con Gran Torino retoma el camino de la simplicidad efectiva.
Gran Torino es otro gran acierto de principio a fin. Sin necesidad de grandes aspavientos, de escandalosas filigranas o de enrevesados planteamientos, Clint realiza un film ejemplar, alejado de modas. La simplicidad como arte. Tiene momentos grandiosos como esas muecas de enfado del propio Eastwood ante pequeñas situaciones, los guiños cómicos sutiles a viejos personajes suyos,
Su despedida frente a las cámaras no puede resultar mas prometedora, es un tour de force con el propio maistream al contar de manera solvente una historia sencilla que recurre al viejo y manido (pero no por ello menos interesante) mito del clásico héroe norteamericano en su decadencia. Al contrario que en la anterior aquí no hay actores de renombre, casi todos son desconocidos, permitiéndose el lujo incluso de darle un pequeño papel a su hijo Scott Eastwood (usando el "alias" de  Scott Reeves).
Walt Kowalski (Clint Eastwood) es un veterano de la guerra de Corea, es un viejo enfermo y amargado que acaba de perder a su mujer, único vinculo con el pasado. Sus hijos le ignoran y sus nietos se mofan de el. Su mundo ha cambiado sustancialmente y el se resiste a aceptarlo. Su barrio de toda la vida ahora es un vecindario lleno de emigrantes. A través de una familia de origen asiático (Hmong) y especialmente de un adolescente que trata de robarle su mas preciada posesión (un Gran Torino del 72) logra encontrar la amistad y de paso perdonarse a si mismo.
Quizás hay quien piense que Eastwood pasa demasiado rápido del odio (o el racismo) a la amistad, pero queda bien claro que sabe sumergir al espectador en la experiencia sin necesidad de andarse por las ramas
El guion original de Gran Torino lo podeis leer aqui. Es obra de un novato, un niñato llamado Nick Schenk y fue originalmente escrito con lápiz y papel en un bar de Minnesota (algo increíble en esta era cibernética)
No pude evitar “flipar” al empezar a leer y ver como describen el personaje de Clint en tan solo dos párrafos......y coño!!
se ajusta perfectamente a Clint Eastwood, especialmente la ultima frase:


Walt Kowalski looks young for his age. He has slate blue eyes, physically fit and has had the same buzz cut hairstyle since getting out of the military in 1953.Walt is also a perfectionist.
Nothing escapes his hawklike eyes, eyes that pierce and judge



Pero en ambas pese haber otros interpretes diferentes historias y diferentes maneras de contarlas, hay un leivmotiv que las sobrevuela constantemente.: Son films propios del tito Clint, de innegable autenticidad. Señores: esto huele a Oscar (no concederle una estatuilla por alguna de estas dos joyas es todo un insulto al buen gusto)

Para los que prefieran la comodidad del español, ahí os dejo el trailer:


La banda sonora esta compuesta por su hijo Kyle, y atencion!!!!. el tema estrella compuesto por tito Clint,su hijo y Jamie Cullum (¿¿adivinais quien canta???)

2 comentarios:

Manu dijo...

Tito Clint es un puto crack!!!

missmole dijo...

En estos mismos momentos estoy viendo El intercambio,jeje.

Gran Torino me encantó ... y esta también me está gustando, pero coincido contigo en que si en lugar de Angelina hubieran escogido a otra actriz aún podría ser mejor.