viernes, 14 de diciembre de 2007

El deporte es malo para la salud (o al menos la mia)

Hace unos dias, tras una opipara comida, mi novia me desarmo con esta sugerencia:

"Cariño, estoy pensando que despues de Navidades deberiamos cuidarnos un poco y apuntarnos a un gimnasio" (quien no ha oido esta frase y mas cuando se acercan estas fechas). Yo que soy proclive a la autoindulgencia, opino que el unico deporte respetable se realiza bajo las sabanas (y cuando eres mas joven en cualquier sitio que se precie), me eche a temblar entonces recordando mis incursiones en el mundo del esfuerzo fisico no recompensado. Poco tiempo despues el entrañable laplantero Pela (pinchen en su nombre y sumerjanse en un pop elegante)me mando unas fotos de los surferos de mi tierra enfrentandose al Cantabrico, que tengo a bien compartir con ustedes (hay que echarle un par de huevos para meterse en esas olas).



Entre unos y otros me recordaron mis infortunios, cuando me decidi a cabalgar las olas por primera vez, suceso que fue portada de numerosas revistas especializadas como lo atestigua la foto que veis a la derecha (si, soy yo).


Aunque he de reconocer que entiendo la pasion de mi amigo Manu (gran surfero y cinefilo, que reclama mas sobre el 7º arte en este blog). Lo comprendi la primera vez que pude sentarme en una tabla (ponerme de pie ha sido imposible, mis rastas me desequilibran, por no hablar de mi esplendida barriga). Ver la tierra desde una tabla en el mar y desafiar a la naturaleza me produjo una honda impresion. El movimiento, la espuma del mar, la sensacion de libertad, .....los plasticos y compresas que por alli flotaban, arrojadas por desalmados (cuiden las playas , coño!)

Fue uno de esos momentos en que te das cuenta realmente de lo minusculo que eres, de como puedes estar a merced de los elementos y aun asi sacar pecho frente a la adversidad. Un surfer es el corsario del siglo XX, adalid de la aventura y la pasion por un deporte que te enfrenta a lo efimero del momento. Tu gloria dura lo que dura una ola..... y eso, hoy en dia, es mas que suficiente . Prueben suerte, se lo recomiendo.



Ya lo dijo Robert Duvall en Apocalypse Now: CHARLIE DON´T SURF!!!! y por lo visto Sun-T tampoco.

3 comentarios:

Chuck Laplanta dijo...

Qué barriga ni q hostias!! jauajauaja

Si ahora estás igual que Bob Marley en pleno apogeo!!

Esas olas no son más que las que chocan contra "La Lloca". Sí, esa, la del emigrante. Y al ladín, ése magnífico hotel para los que vuelan con el cuco!!!

Un abrazo laplantero!!

P.D. Manuuuu, cómprale un corcho a Sun-T pa'reyes!! y mándale la página del campeonato del mundo en el Confital, para que vaya cogiendo las maneouvres!!!

Manu dijo...

Si mal no recuerdo, esa ola era la derecha del Camping, o así la llamabamos hace años cuando yo empecé en estos menesteres por las frias aguas Cantábricas.
Ahora, en un exhilio voluntario en tierras Canarias similar al de nuestro Anfitrión, aunque en la Isla de en frente, sigo practicando este deporte que me transmite calma y relajación en un mundo cada vez más estresado.
Y por cierto, no hay excusa valida en tener o no barriga cervecera para deslizarse por las aguas del Océano. Te aconsejo comprarte un tablón y disfrutar. Ya lo decía un anuncio de una conocida marca del sector: "only a surfer´s knows the feeling".

Un abrazo.

Escriba perezoso. dijo...

Pero tu no estabas acatarrado?,ja,ja,ja.

Veo que ya estas como una rosa.Incluso has actualizado el Play-List.

Hala como veo que estas en plena forma te mando un nuevo meme cadena de enlaces que creo te puede venir bien aunque tiene tarea,ja,ja,ja