lunes, 24 de diciembre de 2007

Espiritu acrata

Los que me conocen, personalmente, saben lo mucho que detesto estas fiestas; tambien saben de mi espiritu acrata e infantil, que me lleva a martirizar a mis vecinos con un villancico peculiar. Mas de uno se sorprenderia de la reaccion de lo viandantes, cuando, al pasar bajo mi ventana el equipo musical tronaba con:




Y de propina unos bellos momentos navideños.





1 comentarios:

Manu dijo...

Muy Bueno Sun-T.
Ahí, dandoy caña a los vecinos que intentan disimular paz, amor y buen rollo. El Oscar vais a ganar Hipócritas.

Saludos a todos y a todas, beber hasta reventar.
Yo lo voy a hacer.